B I E N V E N I D O S
MISION TIOBASIL
APURIMAC
CHALHUANCA-AYMA...
RUTA A CHALHUANCA
COSTUMBRES Y TRA.
CARNAVAL
PUNTOS DE INTERES
HISTORIA DEL TRANSPORTE
LIBRO DE VISITAS
e-mail me



PUNTOS DE INTERES


agosto2007073.jpg

BAÑOS TERMALES DE PINCAHUACHO

Los baños termales de Pincahuacho que se encuentra a 6 Kms. de la ciudad de Chalhuanca, en trocha carrozable. Estos Baños, son visitados durante todo el año, por la mayoría de las personas que viajan a la provincia de Aymaraes, debido a que sus aguas son medicinales que curan enfermedades como: artritis , reumatismo , dolores y enfermedades de la piel.

Hoy en día, Chalhuanca cuenta con un nuevo atractivo turístico, los mismos que han sido aperturados al público en general luego de su ampliación y remodelación, la que se realizó gracias a la compañía minera ARES S.A.C.,que aportó con la inversión en materiales necesarios para modernizar su infraestructura y la comunidad de Pincahuacho puso la mano de obra, según la manifestación de su administrador Sr. Jaime Garay Cerrón

La reciente instalación cuenta con 8 modernas pozas con sus respectivos baños y vestidores, al que se suma la refacción de la antigua poza, que se encontraba muy deteriorada. Cuenta además con la colocación de un cerco perimétrico enmallado con alambres y la construcción de un restaurant. La mina dentro de sus proyectos de impacto ambiental anuncia la próxima ejecución de una piscina atemperada. Todas estas impresionantes obras de modernización de los baños termales, están construidos por la compañía minera ARES SAC, que opera dentro de la zona.

Esta compañía, en el mes de setiembre del 2007, en un acto ceremonioso, hizo la entrega de esta obra a la comunidad de Pincahuacho donde estuvieron presentes: el Alcalde Provincial de Aymaraes don Gonzalo Carbajal Zegarra y el Sr. David Salazar Morote, Presidente de la Región Apurímac . Así como los funcionarios de la gerencia de Relaciones Comunitarias de la Minera ARES: Ing. Héctor Cisneros y Ricardo Gonzáles, y del presidente de la Comunidad de Pincahuacho, Eleazar Quispe Estacio.

 photo agosto2007069.jpg

ESTA FOTO FUE TOMADA EN 2007 AQUI APARECEN FLORENTINO ROMAN Y TIOBASIL

====================================================================

LA IGLESIA COLONIAL DE CHUQUINGA

 photo agosto2007085.jpg

Chuquinga, es una comunidad campesina, que se halla ubicado en el distrito de Chalhuanca, provincia de Aymaraes, región Apurímac, a 2800 m.s.n.m., en la margen izquierda del río Chalhuanca, frente a la capital provincial y a la comunidad de Pairaca.

Sus orígenes de este pueblo se remontan a épocas pre-hispánicas y posiblemente refundada en la época colonial. Ocupa un territorio muy estrecho, con 2 calles largas, donde la arteria principal da acceso a los baños termales de Pincahuacho y a la antigua zona minera de Huayllaripa. Las casas del pueblo están alineadas a ambos lados de la calle, construidas a base de adobe y los techos generalmente cubiertas por tejas , aunque últimamente se puede apreciar que algunos son de calaminas color plateado.

Su suelo fue testigo de importantes episodios históricos que se produjeron, siendo los más resaltantes: Uno, al inicio de la colonia y el otro en la época de la emancipación. En la primera tenemos: La sangrienta batalla en mayo de 1554 entre las fuerzas de la corona real , comandadas por el mariscal don Alonso de Alvarado y los rebeldes al mando de Francisco Hernández Girón, quien derrotó a Alonso de Alvarado, en Pucará situado a 3 Kms, en línea recta del puente Chalhuanca-Chuquinga. Esta batalla significó el fin de la guerra civil entre los españoles encomenderos. Y, durante la guerra de la independencia, en el mes de setiembre de 1824, el templo colonial de Chuquinga, fue ocupado por las fuerzas patriotas del ejército Libertador, al mando del General Antonio José de Sucre, antes de la batalla de Ayacucho.

En el S. XVII, Chuquinga, fue el punto de partida para ir a la mina de Huayllaripa, en las alturas de la comunidad; durante el auge de explotación de la mina por esa época fue construido en plena puna, el hermoso templo de cal y piedra de Huayllaripa, ahora en ruinas y después en el pueblo junto al río Chalhuanca, se edificó la Iglesia de Chuquinga el año 1650, posiblemente en reemplazo con una edificación más rústica; en donde se conservan una serie de misterios artísticos e históricos.

Este templo de apariencia externa sencilla , conserva en su interior restos de importantes pinturas murales , entre ellas la alegoría del Árbol de la Vida, obra que se caracteriza por una acusada influencia estilística del artista mestizo Tadeo Escalante . También la existencia de sencillas pinturas que cubren las columnas del arco triunfal en la parte céntrica de la nave, cuyas pilastras fueron decoradas con pinturas de motivos florales y 2 llamas silueteadas de color rojo, motivos similares a los encontrados en los muros exteriores del templo en ruinas de Huayllaripa y así como éstas hay hermosos murales por rescatar .Desgraciadamente, al colapsar el techo de la iglesia en los años 70 del siglo pasado, fueron afectadas seriamente los murales al interior del templo.

Sin embargo, la particularidad más saltante del templo de Chuquinga deriva, en realidad, de otro elemento decorativo, único dentro de la arquitectura eclesiástica colonial de toda la América referente a las hermosas tejas pintadas en las adarajas de la parte externa del templo en 3 hileras, que representa una tradición catalana del S. XVI, influenciada por el arte mudéjar.

Como se sabe, este tipo de pinturas, se encuentra desde Cataluña(España) hasta la ciudad de Perpiñán en Francia . Existen en: Cuenca, Valladolid, Guadalajara y Aragón y la mayoría de ellos están situados en los valles de Soller y Fornalutx, de la isla Mallorca, de los Baleares en el Mar Mediterráneo pertenecientes a España, los cuales son más conocidos localmente como “teules de moro”.

En estas tejas pintadas de Chuquinga, de influencia española tienen una amplia gama de motivos y diseños geométricos, figuras antropomorfas, zoomorfas, fitomorfas y astronómicas de varios colores. Los cuales fueron inventariadas y registradas en dos etapas en los años 2004 y 2005, por el estudioso e investigador austriaco, Ing. Rainer Hostnig, los mismos que fueron publicados en las revistas Arkinka y en el Boletín de Lima.

Según el autor, por la ingeniosidad en el tratamiento pictórico, muy notorio en las representaciones figurativas, es de suponer que los autores no fueron pintores españoles entrenados por maestros de la escuela cusqueña, como en el caso de la pintura mural del interior del templo, sino por artesanos indígenas orientados por un arquitecto o maestro de obra o sacerdote español o catalán conocedor de la tradición ibérica de las tejas pintadas. En el plano de la fachada sobresalen dos muros que soportan el techo que cubre lo que ha sido el balcón exterior. El sobrecimiento está construido en base a piedras medianas hasta una altura de 2.5 m, donde comienza el muro de adobe.

La torre exenta se encuentra a 20 m del templo , siendo de planta cuadrada, con dos entrepisos y cuatro vanos rectangulares, habiendo sido refaccionada en el año 2003 y restaurada completamente en el 2006. ,p> Dentro de la recuperación de este bien monumental constituye un hecho sin precedentes cuando el 22 de abril del 2005 se suscribió un convenio de cooperación interinstitucional entre el Instituto Nacional de Cultura(INC)del Cusco, el Municipio Provincial de Aymaraes y la Comunidad de Chuquinga, para ejecutar los trabajos de restauración integral del templo, la torre y del atrio, obra que se encuentra ya cerca de su finalización . Como la restauración de las tejas pintadas, de las pinturas murales y del antiguo órgano no habían sido explicitados en el expediente, el Centro Hijos de Chuquinga residentes en Lima, asesorados por el Dr. Nolasco Román Acuña, solicitaron que se consideren estos trabajos en las siguientes fases de la restauración y que, el INC debiera declarar las tejas pintadas como patrimonio cultural de la Nación, por su singularidad no sólo en el Perú, sino en el continente americano. Esperamos que la iglesia sea restaurada totalmente, con el fin de desarrollar el turismo dentro del valle del río Chalhuanca y en la región.

Bibliografía

Estas referencias fueron tomadas de importantes publicaciones del Perú:

ARKINKA, revista de Arquitectura, Diseño y Construcción, Año 10, N° 118, setiembre 2005, Lima, págs 84-92, bajo el título: “Las tejas pintadas de Chuquinga, Aymaraes”, escrito por Rainer HOSTNIG.

BOLETIN DE LIMA, Vol XXVIII,N° 145, 2006, Lima, pág 19- 35, con el título de : “Tejas ornamentales del templo colonial de Chuquinga, provincia de Aymaraes, Apurímac”, publicados por Rainer HOSTNIG.

TERCER MILENIO, Boletín Informativo, al servio del pueblo apurimeño, dirigidos por los profesores.

==========================================================

PLAZA BOLIVAR

 photo agosto2007194.jpg

Según personas versadas en la historia regional de Apurímac, la actual plaza Bolívar de la ciudad de Chalhuanca, ha sufrido varios cambios o transformaciones, en la medida en que también iba cambiando el ornato de la ciudad en las diferentes gestiones de los alcaldes que llegaron al municipio provincial.

Antes de los años 60, la plaza era conocido con el nombre de "chacapata" por estar junto al puente colgante construido sobre el río Chalhuanca que da acceso a las comunidades que se encuentran en la otra rivera como Chuquinga y a los baños termales de Pincahuacho. Esta plaza También se denominaba "plaza de Acho", porque en algunas oportunidades allí se realizaron las tardes taurinas en las fiestas patronales, nombre en alusión a la plaza de Acho de Lima.

En 1962 al ser cambiado con el nombre de "Plaza Bolivar" fue en honor al Libertador don Simón Bolívar porque en el pueblo de Chalhuanca, estuvo acantonado, el ejército patriota al mando del General Antonio José de Sucre, antes de la batalla de Ayacucho en 1824. Luego, con motivo de celebrarse el sesquicentenario de la creación política de la provincia de Aymaraes, el 2l de junio de 1975, se colocó un busto a Bolívar, en la gestión del alcalde don Francisco Naveda. El año de 1998, en el gobierno edil de don Diego Dongo Miranda, la plaza fue remodelada para construirse un pedestal donde se puso un Bolívar de pie junto a un toro con cóndor, que según se dijo era para simbolizar el tradicional “yawar fiesta”. Finalmente, el año de 2006, con el alcalde Lucio Mallma Cahuana, se construyó el monumento ecuestre al Libertador don Simón Bolívar, con lo que se embelleció de manera especial a la ciudad de Chalhuanca, habiendo cambiado su anterior fisonomía con más naturalidad y lozanía dando la impresión de ser una ciudad próspera y desarrollada.

A continuación se podrá apreciar algunas imágenes de la plaza Bolívar para el deleite de nuestros internautas.

 photo PuenteChalhuanca.jpg

ESTA FOTO FUE TOMADA POR EL SR.RAINER HOSTING POR LOS AÑOS 80 ,ES EL PUENTE COLGANTE QUE DABA ACCESO A LA PLAZA BOLIVAR



 photo chalhuancab.jpg

FOTOS DEL RECUERDO DEL ANTIGUO PLAZA BOLIVAR